Información para pacientes

Error
  • JFolder::create: La ruta no está entre las rutas del 'open_basedir'

¿Qué tipo de Glaucoma existen?

Los glaucomas se dividen básicamente en primarios, secundarios y congénitos. Por el tipo de seno camerular que presentan, también pueden dividirse en aquellos de ángulo abierto o de ángulo estrecho.

La clasificación del tipo de glaucoma y tipo de ángulo se basa primariamente en un examen denominado gonioscopia. Durante el mismo se utiliza un lente (gonioscopio) con el cual se puede examinar el ángulo o seno camerular para clasificar el tipo de glaucoma.

Glaucoma primario de ángulo abierto : es el tipo más frecuente de glaucoma. De carácter hereditario, aparece en la vida adulta, en general luego de los cincuenta años de edad. Su evolución es de tipo lento y silente, pero sin tratamiento lleva indefectiblemente a la ceguera. Gonioscopicamente se caracteriza por la presencia de un seno camerular abierto (donde se ven todos los elementos normales) y sin particularidades especiales.

Glaucoma primario de ángulo estrecho : este glaucoma representa un pequeño porcentaje de todos los glaucomas, y a diferencia del primario de ángulo abierto, se caracteriza por el cierre agudo del seno camerular, lo cual genera un abrupto aumento de la PIO a valores muy elevados (60 o más milímetros), que sí produce dolor, cefaleas, vómitos y visión borrosa o casi nula. Estos ataques de glaucoma agudo representan verdaderas urgencias oftalmológicas y deben ser tratados a la brevedad posible. En la mayoría de los casos, la realización de una iridotomía con Yag Laser, solucionará el problema en forma definitiva.

Glaucoma crónico de ángulo estrecho : suele producirse cuando el seno camerular estuvo cerrado o casi cerrado por mucho tiempo. El bloqueo entre el iris y el trabeculado ya no es funcional sino orgánico. Este tipo de glaucoma en general se resuelve en forma quirúrgica, pues no responde a la iridotomía con Yag Laser.

Glaucomas secundarios : los glaucomas pueden ser secundarios a muchas otras patologías. Los mas frecuentes son los glaucomas traumáticos (secundarios a trauma ocular), los glaucomas cortisónicos (secundarios a la administración de glucocorticoides), los glaucomas secundarios a pseudoexfoliación capsular (se producirían por un bloqueo de la rejilla de salida, por parte del deposito de un material de pseudoexfoliación). También pueden ser secundarios a inflamaciones oculares como lo son las uveitis, enfermedades sistémicas, a tumores intraoculares, a obstrucciones venosas extraoculares, etc….

Otra causa de glaucomas secundarios son las relacionadas a alteraciones del cristalino: por ruptura del mismo y liberación de sustancias se pueden producir el Glaucoma Facoliticio y el Glaucoma Facoanafiláctico. Por la posición de cristalino, se puede producir un Glaucoma Facotópico. Y por el grosor del cristalino, se puede producir un Glaucoma Agudo por bloqueo pupilar.

Otras causas están dadas por la formación de sinequias anteriores periféricas, sinequias posteriores centrales, oclusiones venosas en el segmento posterior o presencia de retinopatía diabética proliferativa (glaucoma neovascular).

Glaucomas congénitos primarios : estos glaucomas producirse en el séptimo mes de vida intrauterina y expresarse en los primeros días a primeros meses de vida. Los signos son el aumento de la PIO, el aumento del largo axil, y la presencia de restos patológicos en el seno camerular. Los síntomas más visibles son la epífora (lagrimeo), la fotofobia (intolerancia a la luz), aumento del número y largo de las pestañas, ojos de aspecto grande o saltón, y pérdida de la fijación. Es dominio y responsabilidad del médico pediatra y del oftalmopediatra el reconocimiento precoz de los signos de la sintomatología de la enfermedad. Sobre todo porque el éxito terapéutico en esta enfermedad está directamente relacionado al diagnóstico y tratamiento precoces.

El tratamiento es siempre de carácter quirúrgico y debe realizarse a la brevedad posible, luego del estudio bajo anestesia general del paciente. Las cirugías actuales más indicadas en estos glaucomas son la trabeculectomía y la trabeculotomía, mientras que no ha de realizarse mas la goniotomía, y las válvulas deben dejarse siempre para segundas y/o posteriores reintervenciones, cuando estas sean necesarias.

Glaucomas congénitos asociados : estos mismos glaucomas, pueden estar asociados a síndromes oculares y/o sistémicos: Síndrome de Sturge Webber, Síndrome de Axenfel-Rieguer, Síndrome de Peters, Síndrome de Clipper Trenaneau, Síndrome de Stickler, anomalías del metabolismo, etc.…

Glaucomas congénitos tardíos : son glaucomas que también son gestados en la vida intrauterina pero que se manifiestan mas tarde en la vida adolescente o adulta joven, por lo cual también fueron denominados infantojuveniles. Sin embargo preferimos denominarlos congénitos tardíos, ya que se deben clasificar según el momento en que se producen y no según el momento en que se manifiestan.

Estos glaucomas suelen comenzar entre los 10 y 30 años, y con el tiempo suelen descompensarse, por que su resolución termina siendo en general quirúrgica. Uno de ellos es el glaucoma pigmentario, que se caracteriza por la presencia de restos mesodérmicos patológicos, que cubren el seno, y por la pigmentación del Schlemm y la línea de Schwalbe.